– ¿Qué tan probable es que alguien encuentre mi campaña y decida aportar?

– Mi iniciativa es importante e impacta a una gran comunidad ¿Esto bastará para hacerla viral?

– ¿Necesito tener miles de seguidores en redes sociales para tener éxito?


A diario recibimos decenas de preguntas similares sobre Crowdfunding y nuestra plataforma, sabemos que estamos tocando un terreno totalmente nuevo en Latinoamérica y que educarnos como sociedad a esta alternativa de financiación no será tarea fácil. Pero no hay afán, ¡Creemos en pequeños pasos, y largas jornadas!

Hoy vamos a desmantelar 3 de los mitos más comunes sobre Crowdfunding. Nos parece un tema urgente ya que queremos salvar a los creadores de las trampas que ponen estos mitos, y que puedan aprovechar esta experiencia como lo que es… una forma de mover a su comunidad en torno a una iniciativa en común y finalmente, generar impacto juntos.

No solo vamos a desmantelar estos mitos, sino que vamos a abordar cuáles son las mejores prácticas para obtener los mejores resultados.

¡Así que, empecemos!

MITO #1

"Apenas publiquen mi campaña, las personas la encontrarán y empezarán a aportar”

Sabemos que esa es la percepción que se tiene de las campañas más exitosas, pero los más de 2 millones de personas que llegaron a #UnaVacaPorDeLaCalle o los miles de visitantes de #UnaVacaPorLosChamos o La Negociación Documental, no llegaron de forma natural, aleatoria y 100% orgánica.

¿Entonces?

Cada campaña exitosa que ha pasado por nuestra plataforma ha tenido una estrategia de marketing cuidadosamente elaborada, o en su defecto, el equipo creador ya tenía clientes, fanáticos, seguidores de su trabajo, y una lista de personas a quienes podían anunciar su campaña que estaban dispuestas a aportar y pasar la voz.

Por esto en nuestro proceso de publicación de una Vaki hacemos fuerte énfasis en el mapeo de primeros Vakers, y llevamos a los creadores a pregúntarse ¿Cómo planean atraer potenciales vakers a la página de su campaña? Si la respuesta es «No tengo idea», los invitamos a trabajar en eso primero.

MITO #2
El segundo mito está muy alineado con el anterior, y es que todos los Vakers que apoyan una campaña llegan gracias a las redes sociales (principalmente Facebook y Twitter).

No podemos negar que estos son los canales de mayor facilidad para viralizar una campaña, pero la realidad es que estos canales vienen a ser más efectivos “después” de que la campaña logra un buen nivel de recaudo inicial.

¿Cómo así?

Como mencionamos en el punto 1, cada campaña exitosa tiene un plan de mercadeo que se basa principalmente en correr la voz. Para lograrlo hay algunas acciones clave a tener en cuenta, por ejemplo, hablar con tu círculo de primeros aportantes con hasta 2 meses de antelación y mantener una comunicación continua hasta el día del lanzamiento es un gran método para mantenerlos a la expectativa y de prepararlos para aportar y compartir al día del lanzamiento.

En el caso ideal, tener un buen equipo de apoyo facilita esta tarea, aún mejor, si este incluye personas influyentes en la comunidad que buscas impactar, ya que podrán endosar su red de seguidores y contactos.

Sin embargo, sabemos que contar con una persona influyente o incluso un equipo dedicado no es posible en la mayoría de los casos, esto significa que correr la voz podría tomar algo más de tiempo y trabajo, tendrás que conseguir misioneros de tu iniciativa, en vez de pedirles su dinero, pídeles su tiempo. En nuestro blog sobre Secretos psicológicos para pedir aportes explicamos por qué pedir tiempo resulta más efectivo que pedir dinero.

MITO #3

"Es dinero gratis y fácil…"

A menos de que tengas la suerte de tener una abuela millonaria que vaya a heredarte toda su fortuna, o un tío complaciente que te mantenga, tendrás que trabajar para ganarte el sustento y vivir bien. Esto aplica también en el crowdfunding.

Hemos hecho un fuerte énfasis en el trabajo preliminar al lanzamiento ya que es en la gran mayoría de casos la fase más subestimada de todas. Pero hay otra fase donde se ve también un gran trabajo por hacer, y es durante la campaña

Así luce el ciclo de vida de una campaña promedio: la línea verde indica los aportes recibidos en ese periodo de tiempo específico.

Es común que el día del lanzamiento y la primera semana de una campaña signifiquen casi el 50% del recaudo total, esta tendencia se ve en la mayoría de campañas (exitosas y no exitosas), entre más trabajo de preparación se haga, ¡ese pico es más alto! Una vez toma vuelo la campaña, habrá uno que otro pico, dependiendo de si hay aparición en medios o es promovida por personas demasiado influyentes, de lo contrario suele mantenerse estable. Y conforme se acerca el final de la campaña, se ve nuevamente un pico en el recaudo generado por la urgencia de la recta final.

¿Esto significa que solo se debe trabajar antes, en el inicio y al final de la campaña? ¿Qué pasa en la semanas intermedias?

Aunque esos momentos de pico son los más importantes, si quieres lograr tu meta, tendrás que trabajar todos los días en difundir tu proyecto y educar a tu comunidad sobre la importancia de hacerlo realidad. Por esto es clave mantener a tus Vakers informados del progreso y asegurarte de no perder el contacto con ellos.

En conclusión, arma un equipo sólido, haz un calentamiento intensivo, elabora una estrategia cuidadosa y potente, invita a tantas personas como puedas, mantenlos involucrados y siempre muestra tu gratitud.

Solo de esta forma vencerás estos 3 mitos y evitarás que quede un sin sabor de toda la experiencia. Recuerda, nada sucede por arte de magia, creemos en una sociedad que actúa, trabaja, se dedica y persigue sus ideales todos los días.

¿Encontró su respuesta?